VIDEOJUEGOS, LO QUE DEBEMOS SABER

Uno de los grandes dolores de cabeza de los padres y de muchos adultos en relación al comportamiento de los niños y su relación con el entorno son los video juegos. Pero porque este tema tendría que colocarnos tantas dificultades para administrar en los niños…..¿Porque hay tantos detractores y defensores de estos elementos?

Los video juegos no tienen nada malo por si mismos, son solamente eso, juegos, pero tanto es el gusto que hay sobre estas máquinas, tanto en niños como en adultos, que el gran dolor de cabeza es el cómo administrar el uso de los video juegos. Todo en algún minuto puede volverse una adicción, y esto sin colocarnos puritanos, efectivamente todo puede volverse una adicción por lo tanto es clave este punto en nuestra administración. Este año la organización mundial de la salud en su informe de clasificación internacional de enfermedades incluyó el “”trastorno del juego”, como un tipo de adicción y lo determina como un trastorno que debe ser tratado como un desorden médico serio. 

Mucho se habla también de que los video juegos producen adicción y debemos tener en cuenta que la adicción está determinada por la obsesión con el elemento, justamente esto es un indicador que nos va determinando si algún hábito o práctica es efectivamente una conducta adictiva. Los padres o tutores deben tener en consideración si los niños tienen algún tipo de conducta adictiva. De lo contrario no estamos de frente a esto, pero comentamos algunos elementos que los pueden ayudar a afinar nuestra visión a la hora de colocarnos de frente a un uso excesivo de video juegos.

1.- Focalización: es algo que domina tus pensamientos y tus preocupaciones, aunque no estén conectados físicamente con el video juego, están pensando en ello, y donde a pesar de estar en un contexto diferente, todo gira en torno al video juego, teniendo actitudes de desconexión con el medio. Por ejemplo, no saludan o no sociabilizan, hay una especia de condición monotemática donde no pueden tocar otros temas. Hay un repertorio de comunicación muy reducido.  No tiene mucho sentido colocar horarios o reprimir dado que en el fondo la persona sigue enfocada en su conexión con el video juego, por lo tanto es muy importante ir ampliando su foco de interés.

2.- Modificación del estado emocional: Es un cambio que funciona como una anestesia y se modifica de acuerdo a la experiencia del video juego, además tiene que ver con la tolerancia a la frustración y se vuelven más irritables, y eso tiene que ver con una alteración con un estado cerebral. Los niños desde los 0 a los 6 años de acuerdo a las últimas investigaciones en neurociencia concluyen que entre estas edades los niños son particularmente sensibles a estos estímulos dado que su cerebro aún está en formación. Generando una alta estimulación en el lóbulo frontal, estructura donde se desarrolla la emocionalidad. Que generará particularmente problemas en el desarrollo cognitivo adicional.

En general nosotros nos vamos a los efectos, es importante considerar los horarios, cuales son las edades, pero de nada sirve si no vemos cuales son las causas y porque no ayudamos a los niños a tener más intereses. Una de las respuestas más recurrentes es la falta de tiempo o el agotamiento que tenemos los padres luego de extensas jornadas laborales y finalmente la exposición a tablets consolas y cuando revisamos cuanto exponemos a nuestros hijos a estos estímulos finalmente es mucho más de lo que pensamos. Podemos hacer pequeñas pruebas al respecto, por ejemplo vean cuales son los cambios de sus hijos al dejar de usar estos dispositivos durante un semana, por ejemplo, hagan la prueba y se darán cuenta que los cambios se reflejan inmediatamente, vean como baja la irritabilidad en sus hijos.

¿Cuantas horas son recomendadas por los especialistas de acuerdo a los últimos estudios?

  1. De 0 a 2 años ninguna.
  2. De 3 a 5 años 1 hora diaria
  3. De 6 a 12 años 2 horas.
  4. De 13 a 18 años 2 horas diarias, con un uso limitado de 30 minutos que puedan tener algún tipo de contenido de violencia.

Un estudio realizado por el Dr. Jesús Puyol del Instituto de Salud Global de Barcelona indica que el uso de video juegos de 9 horas o más a la semana tiene efectos asociados a problemas de conducta, conflictos con los compañeros y menores habilidades sociales.

Mucho se habla de lo que es bueno y lo que no es bueno para nuestros hijos y también hay muchos mitos en torno a los temas de administración en la crianza de nuestros hijos. Por eso nunca olvidemos que debemos siempre mantenernos informados conversando, investigando para no quedarnos con las propias ideas sino que siempre abiertos a seguir aprendiendo junto con los niños. 

Deja un comentario